De acuerdo con el informe emitido por el Departamento de Ciencias de la Salud Ocupacional y Medio Ambiente de la Universidad de Washington, las prendas